De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo (LFT) existen dos tipos de despido, el despido justificado, sin responsabilidad para el patrón y el despido injustificado el cual se da con la terminación unilateral de la relación de trabajo por parte del patrón, sin motivo alguno que lo justifique.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) explica que entre los motivos por los cuales un patrón puede rescindir un contrato laboral, está que el empleado lo engañe con certificados o referencias falsos.

Así como falta de probidad u honradez, o actos violencia en contra del patrón, sus familiares o del personal directivo o administrativo de la empresa, o en contra de clientes y proveedores.

Menciona que puede ser un despido justificado, a quien intencionalmente ocasione perjuicios materiales en edificios, obras, maquinaria, instrumentos, materias primas y demás objetos relacionados con el trabajo; o que por imprudencia o descuido inexcusable, comprometa la seguridad del establecimiento o de las personas en su interior.

La legislación laboral mexicana también establece que se puede rescindir el contrato al trabajador por revelar secretos de fabricación o dar a conocer asuntos de carácter reservado, con perjuicio de la empresa.

También es motivo de despido justificado el tener más de tres faltas de asistencia en un periodo de 30 días, sin permiso del patrón o sin causa justificada; o concurrir a sus labores en estado de embriaguez o bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante.

La dependencia federal señala que cuando el patrón despida justificadamente a un trabajador deberá entregarle un aviso escrito, en el que refiera la conducta o las conductas que motivan la rescisión y la fecha o fechas en que se cometieron.

Dicho aviso deberá entregarse personalmente al trabajador al momento del despido, o comunicarlo a la Junta de Conciliación y Arbitraje competente, dentro de los cinco días hábiles siguientes, a fin de que esta se lo notifique en forma personal.

Finalmente hay que considerar que en caso de una rescisión justificada del vínculo laboral, se le debe cubrir al trabajador afectado además del finiquito correspondiente, 12 días de salario por cada año laborado por concepto de prima de antigüedad, si se le contrató por tiempo indefinido (arts. 47, 79, 80 y 162, LFT).

Si no cuentas con un área laboral acércate a staffing personal, nosotros te asesoramos.

 

Lilia Soto

www. Staffingpersonal.com

56873617

 

Nuestros Servicios:

Maquila de nómina 

Capacitación de personal 

Asesoría fiscal y laboral

 

Artículos Relacionados:

Temporada baja como aprovechar el tiempo

¿Qué debes esperar de un reclutador?

Las redes sociales, ¿en verdad atraen talento?