Seguramente deseas el mejor personal para tu empresa; esto es normal, y aceptable, toda empresa desea recibir un servicio de reclutamiento de calidad. En el proceso de selección de personal se procura prever qué postulantes tendrán éxito si se los contrata; y, al mismo tiempo, es una comparación con posterior elección. Se trata de un proceso científico porque se basa en las exigencias del cargo o descripción del puesto.

Anteriormente las empresas realizaban el reclutamiento y selección basándose en la intuición, observación, e incluso en lo que conocemos como “hacer click”, naturalmente sin procesos definidos muchas veces el empresario fallaba en su elección, lo cual ocasionaba problemas, principalmente en empresas de producción, pues si alguien no podía seguir el ritmo de trabajo, retrasaba la entera producción y persistía una rotación alta.

A lo largo del tiempo, los conceptos han ido cambiando. Actualmente, la oportunidad de contar con personas talentosas en las organizaciones es algo por lo que las grandes compañías disputan, y tratan de hacerlo utilizando mucho su Marca Empleadora, que es básicamente a lo que apunta el concepto de Atracción. Por esto surgieron los conceptos de reclutamiento y selección, procurando definir procesos y hacer de la adquisición de talento toda una técnica especializada.

Hoy día muchas empresas todavía cometen errores comunes en el reclutamiento y selección de personal. Es cierto que al ser humanos siempre existirá por lo menos el mínimo margen de error, pero en la medida de lo posible deben evitarse, por lo cual te presentamos algunos errores comunes en el reclutamiento y selección de personal que hemos detectado:

  1. No buscar talento “en casa”: No te apresures a buscar un sustituto cuando alguna vacante se desocupa, ¿podrías voltear primero a los empleados de tu actual plantilla? Tal vez ni siquiera es necesario hacer reclutamiento externo, mediante una adecuada difusión podrías comunicar la vacante de manera interna, naturalmente, no siempre será posible encontrar dentro a quien pueda cubrir tu vacante, pero en ocasiones se podrá ahorrar tiempo y recursos entrevistando candidatos cuando el ideal está frente a nosotros.
  1. No explicar el proceso de la entrevista al candidato: Todo candidato debe estar debidamente informados del proceso de entrevista y el tiempo estimado para tomar la decisión, debe saber si le avisarán si no fue seleccionado, o si tendrá entrevistas adicionales y pruebas técnicas, al mantenerlos informados ahorrarás tiempo en que te intenten localizar para preguntarte el estatus de la vacante.
  2. Buscar a alguien que ya esté haciendo exactamente lo mismo en otra empresa: Cada empresa es un mundo, no esperes encontrar a alguien que se haya dedicado exactamente a realizar las mismas funciones en otro lado, define cuáles son las actividades y conocimientos que tu candidato debe tener, y cuáles serían un plus, su experiencia en otro negocio le permitirá aportar ideas creativas para manejar el tuyo.
  3. No utilizar varios medios de reclutamiento: Un error común es que si una fuente de empleo fue exitosa para un reclutamiento, se trata de utilizarla de forma permanente, anímate a utilizar más de un portal de empleo para no limitar el potencial de búsqueda.
  1. No ser específico en cuanto a lo que realmente necesitas al solicitar el reclutamiento: Si especificas demasiados criterios como necesarios o indispensables puedes desanimar a buenos candidatos. Es poco probable que muchos de ellos estén a la altura de todas las exigencias. Es aconsejable que la búsqueda sea equilibrada. No busque superhéroes que todo lo puedan.
  1. No colocar información precisa al postular la vacante: Para atraer candidatos en necesario hacer una descripción adecuada, no esperes atraer muchos candidatos si no ofertas detalles específicos como sueldo, prestaciones, horarios, zona de trabajo, etc. En caso de publicar una oferta imprecisa en estos aspectos, es posible que tengas candidatos pero al contactarlos y darles los detalles vean que no les es conveniente, por lo cual habrás perdido tiempo que pudiste haber invertido en otras actividades.
  1. La falta de participación de empleados y ejecutivos clave en las entrevistas.

Todos los directivos que se encargarán de la posición prevista deben participar en el proceso de entrevistas. Por otra parte, es recomendable que alguien que está en el mismo nivel que la persona a contratar colabore en el proceso. La participación de múltiples partes interesadas será de gran ayuda en la selección del mejor candidato para el trabajo.

¿Necesitas cubrir tus vacantes? Acércate con nosotros, lo nuestro… es personal.

TSU Eduardo Perea Arce

Tel. 56 87 36 17

www. Staffingpersonal.com

Nuestros Servicios:

Reclutamiento y Selección de Personal

Reclutamiento y Selección

Maquila de Nómina

Artículos Relacionados:

Las Soft Skills… cómo identificarlas

Focos rojos en una entrevista final

Tendencias en recursos humanos en las organizaciones.