Perfil del acosador laboral: El acoso laboral, también conocido como mobbing, es un fenómeno que puede darse en el trabajo. Ocurre cuando un acosador (o acosadores) ejercen violencia (generalmente psicológica) de manera repetida sobre una o varias víctimas.

Las consecuencias para la persona que recibe el acoso son devastadoras, pues el mobbing no solamente le provoca un intenso malestar (tristeza, ansiedad, insomnio, etc.), sino que, además, suele destruir la reputación de ésta.

Mucho se ha hablado sobre qué lleva a una persona a convertirse en acosador. En las siguientes líneas puedes encontrar el perfil del acosador laboral basado en su personalidad, teniendo en cuenta la opinión de diferentes investigadores.

Para empezar, hay que tener en cuenta que uno de los primeros investigadores en interesarse por este fenómeno fue, Tim Field, un investigador británico que en 1996 describió al acosador.

Perfil del acosador laboral:

1. Mentiroso

El acosador laboral es más propenso a decir mentiras y a modificar la verdad para acusar a la víctima de todos los males. Se trata de una persona que se encuentra muy cómoda en la mentira, y se caracteriza por una personalidad en la que proyecta una imagen falsa de sí mismo.

 

2. Encantador

Al ser mentiroso, fácilmente engaña a los de su alrededor. Es por eso que, puede parecer encantador al principio, pues esconde su verdadera personalidad.

 

3. Falsa apariencia de seguridad

Los acosadores laborales pueden aparentar cierta seguridad en sí mismos. Sin embargo, esconden una baja autoestima. Por eso, en parte, realizan el mobbing, para compensar carencias en este sentido.

4. Controlador y vengativo

Los acosadores laborales suelen ser personas controladoras. Además, son vengativas. Acostumbran a hacer la vida imposible a quien se le cruce en el camino.

 

5. Crítico

Suele ser crítico con los demás, y atacar los puntos débiles de éstos. Estas críticas nunca son constructivas, sino dañinas y dirigidas a causar malestar.

6. Irritable

Aunque aparente ser una persona amable, todo es fachada. En realidad, es fácilmente irritable, que esconde una gran ira en su interior.

7. Incapaz de hacer autocrítica

Pese a que los acosadores suelen ser personas críticas con los demás (siempre de manera destructiva), no son personas que hagan autocrítica. Al contrario, proyectan sus fracasos en los demás y los utilizan como chivos expiatorios.

8. Violento

Estas personas suelen ser violentas. En gran parte porque se sienten frustradas y esconden una gran rabia en su interior.

¿Y cómo afecta el mobbing a las víctimas?

El mobbing, como cualquier otra forma de acoso, provoca problemas serios para la víctima tanto en su moral como en su rendimiento en el trabajo. El acoso laboral causa:

  • Pérdida de confianza y baja autoestima (tanto en la persona como respecto a su trabajo).
  • Cambios de personalidad y de conducta.
  • Dificultades para dormir y pesadillas.
  • Trastornos de ansiedad.
  • Sentimientos de fracaso y culpa.
  • Extrema preocupación e hipervigilancia.
  • Depresión y tristeza.
  • Irritabilidad, fatiga y dificultad de concentración.
  • Gran desmotivación por el trabajo.
  • Mutismo emocional y sensación de desapego hacia los demás.

Es  por  ello  que, es  de  suma  importancia  saber  a  quién  se  contrata  dentro  de la organización. Por lo que, se  recomienda  aplicar pruebas de  personalidad.

Lic. Laura  L. Ortega Soto

www.staffingpersonal.com

Recursos Humanos

Nuestros Servicios

Reclutamiento y Selección de Personal

Maquila de Nómina

Asesoría Fiscal y Laboral

Artículos Relacionados

requisitos para pensionarse hoy en día.

Inducción del personal y su importancia

Contrato colectivo de trabajo para las empresas y su importancia